Descubra los servicios AQM

El consumidor final es cada vez es más exigente en cuanto a la calidad y a las condiciones en las que se produjeron sus vestidos. Sin defectos, con un corte perfecto y fabricado en una planta respetuosa del derecho laboral, el elemento adquirido debe cumplir todos esos criterios.

 

Hoy día, la falta de calidad impacta considerablemente las finanzas y la imagen  de un distribuidor o de una marca textil. Ahora los objetivos principales de los compradores son evitar y anticipar estos problemas.

 

AQM no sólo ayuda a sus clientes a identificar toda diferencia entre el producto final y el pliego de condiciones, sino también a evaluar sobre el terreno la capacidad de producción y el respeto de las normas sociales del proveedor.